• English
  • Español

Nunca encontrará un inversor con quien compartir el riesgo si sólo lo ve como un Mesías!

Nunca encontrará un inversor con quien compartir el riesgo si sólo lo ve como un Mesías!

Posted by Connecor Team in Artículos/Blog, Destacados, Media, Notas de prensa 07 abr 2015

Por: Marios Chiromerides

Es probable que usted tenga una nueva oportunidad para ofrecer al inversor. Usted lo consideró con mucho cuidado, preparó su plan de negocio, contrató a expertos para llevar a cabo su estudio de viabilidad y presentó el proyecto a todos sus contactos locales e internacionales, sólo para asegurarse de que su empresa tendrá un buen inicio. Se ve bien pero a veces, a los ojos de los inversores, puede parecer demasiado bueno para ser verdad. Todos saben que en lo que se refiere a determinados riesgos, suenan alertas para cualquier Fondo de Inversión participante.

Bajo un escenario diferente, usted tiene un negocio atractivo para ser vendido. Usted ha pasado por muchas dificultades para ponerlo en marcha y hacerlo rentable. Probablemente está muy bien organizado, saneado y rentable, una adquisición ideal para candidatos como un comprador de negocios al por menor, un comprador estratégico o un comprador financiero. Por otro lado, la liquidez podría ser un problema temporal o perjudicial y su negocio podría enfrentarse a otros problemas como el de una economía global cambiante, o porque comercializa servicios y/o productos anticuados siendo muy lento para adaptarse a los mercados actuales.

En pocas palabras, si usted está buscando la salida de su negocio, o usted está buscando crear intereses por parte de un socio capitalista, tiene pocas posibilidades de éxito, a menos de que finalmente haga una visión objetiva de su negocio o sus propuestas de inversión desde los ojos del inversor.

Una vez hubo un mesías que vino a salvar a la gente, pero en realidad, ha pasado mucho tiempo desde la última vez que eso sucedió. Si esto es lo que usted está buscando, podría encontrarse con sorpresas, especialmente si ha fijado plazos para la implementación de su proyecto o si su negocio actualmente se está descapitalizando.

Cualquier inversionista o cualquier comprador que haya iniciado conversaciones con usted, está interesado en una serie de atributos positivos característicos de su negocio. El retorno de la inversión es el primer objetivo y debe estar representado por el riesgo de que estén dispuestos a asumir. De no ser así, ellos se marcharán. Seamos realistas, usted sólo está buscando socios para unir fuerzas porque el riesgo inherente es demasiado alto para ser manejado individualmente. Ningún desconocido compartirá el colchón con usted si sienten que hay esqueletos en su armario. A los inversores no les gustan las sorpresas, especialmente si las sorpresas son contraproducentes.

Los inversores visitan y analizan sus alrededores buscando oportunidades. Su oferta es sólo una entre muchas opciones que recurrentemente se presentan. Probablemente ellos optarán por la oportunidad que esté generando la máxima rentabilidad y el menor riesgo. Ellos analizarán e identificarán su inversión principalmente con números, sin involucrar sus sentimientos. El sentimiento no es compatible con la inversión.

Los compradores son inversores experimentados. Ellos, por supuesto, no disponen de la misma información que tienen los propietarios / vendedores pero, probablemente han visto una serie de oportunidades similares y pueden analizar las inversiones que antes y con más precisión les sean presentadas. La intuición y el instinto se encuentran entre sus mecanismos de decisión, pero no son los únicos.

Por supuesto, no todo está a favor de los inversores. Usted tiene un buen proyecto o un buen negocio para ofrecer en venta. Pero, de nuevo, sea razonable. Usted puede buscar un comprador o un inversor que no sólo aporte capital, sino que también aporte conocimiento, sinergias, contactos comerciales, dimensiones, diversidades, competencias de gestión y otras ventajas, las cuales, generan un valor agregado en la operación. Así que ¡usted debe dejar de perder el tiempo buscando un mesías! Sea razonable, veraz y flexible. ¡Es la mejor y más rápida manera de atraer a un inversor, en lugar de sentarse y esperar eternamente!